El poder de buscar el Equilibrio

¿Quieres encontrar tu EQUILIBRIO?

¿Querrías saber cómo? ¿Qué te aportaría? ¿Cómo mantenerlo? 

Cuando era niña, y me subía a un columpio, me sentía libre. Era yo quien decidía lo alto que podía volar. Encontraba mi propio equilibrio, sin dejar de sentir mariposas en el estómago. ¿Recuerdas esa sensación?

El equilibrio ayuda a no caerse del columpio de la vida. A confiar en que en ti está la libertad y la fuerza para progresar y disfrutar del camino. 

Pero no siempre es así, y desde mi punto de vista pueden ocurrir diferentes escenarios: 

  • Cuando te bloqueas, el columpio se para y pasas al modo SOBREVIVIR.
  • Te aceleras en exceso y te invade el miedo, porque intuyes que, de un momento a otro, te vas a caer. 
  • Te caes y no sabes cómo volver a subirte. 

¿Cómo saber si te has caído del columpio?

  • Te falta energía y alegría de vivir. 
  • Vives en continua preocupación y desasosiego.
  • Tu cuerpo te está hablando, pero no sabes escucharlo. 
  • Teniendo todo, sientes que algo te falta. 
  • Te cuesta tomar decisiones. 

Quiero que sepas que te entiendo, que yo también me he sentido así. Estamos viviendo un momento de la humanidad donde es muy sencillo perder el EQUILIBRIO. Los tres pilares básicos, la SALUD, el DINERO y el AMOR, se han tambaleado. En mayor o menor medida, todos hemos sentido miedo ante tanta incertidumbre. Si no ponemos foco, es muy fácil caerse. 

¿Es posible encontrar el equilibrio en un momento como el actual? 

Desde mi punto de vista SÍ y el primer paso es SER CONSCIENTE. 

No podemos cambiar nada de lo que no somos conscientes. Así que, si te has sentido identificado con alguno de los síntomas anteriores, sabes que este ritmo es negativo para tu salud física y mental y en ti está cambiarlo. 

Para pasar a la acción, necesitas dos cosas.

Saber cómo: CONOCIMIENTO y COMPROMETERTE. 

Te propongo que te detengas, que agendes una reunión contigo mismo, que evalúes y observes, por qué pierdes tu equilibrio, y cuáles serían tus razones para volver a subirte al columpio y disfrutar más de la vida. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.