¿Quieres encontrar tu BIENESTAR? Reúnete contigo mismo

Reflexiones del Método Bauset en tiempo de crisis.

Estamos en un punto de inflexión en la historia de la humanidad. Nunca antes, tuvimos la oportunidad de parar todos a la vez, y sentir tantas emociones al mismo tiempo.

En toda crisis, hay una gran oportunidad, y la de ésta, puede ser, detener el acelerado ritmo en el que vivimos, conectar con nosotros mismos para realizar un proceso de introspección, de autoliderazgo, y salir de esta situación, reforzados individualmente y como sociedad.

Mas que nunca todos y cada uno de nosotros debemos convertirnos en Directores Generales de nosotros mismos, y actuar con la máxima responsabilidad, para alcanzar el objetivo que todos buscamos, nuestro BIENESTAR individual y colectivo.

Por encima de todo, creo que debemos aprovechar esta situación como una oportunidad, para dejar de pensar que es lo que la sociedad va a hacer por nosotros, y qué es lo que vamos hacer nosotros por los demás, empezando por nosotros mismos. Sólo con la suma de la solidaridad, la humildad y la cooperación podremos seguir evolucionando, y gestionando del mejor modo posible, la incertidumbre que nos sacude.

Ahora más que nunca, vamos a poder observar si vivimos desde el MIEDO, o desde el AMOR. Si vivimos esta situación desde el miedo, eso es lo que contagiaremos a los demás. Y la mejor forma de saber si es así, es reconocer como estamos actuando. Si no dejamos de maldecir la situación, si sólo nos preocupamos, quejamos, criticamos y pronunciamos los peores pronósticos para la humanidad, sin duda estaremos viviendo desde el miedo.  

Te invito, a que vivas esta situación desde el AMOR, porque es la única energía que lo cura todo. Amor, para aceptar la situación, mantener la calma, y ocuparnos de cuidar y de cuidarnos. Ahora ya sabemos, cómo afectan nuestras emociones a nuestra salud, así que es un acto de responsabilidad cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente, conectando con nuestra alma, para acercarnos a nuestra mejor versión.

Sólo sabemos de lo que somos capaces, cuando nos lo proponemos o llegamos a situaciones límites y esta es una situación excepcional. Ante un momento de total incertidumbre, y desasosiego, sólo el AMOR nos ayudará a encontrar la serenidad, para vivirlo del mejor modo posible y aprender, para evolucionar.

Te propongo que te reúnas contigo mismo, y planifiques como quieres vivir este momento histórico. Esto, como todo pasará y en nosotros está aprovecharlo para salir reforzados.

Te hago una propuesta para que apliques el Método Bauset, en estos días, en los que al fin vas a poder encontrar, eso que tanto nos falta, TIEMPO.

Primero que nada, te sugiero que identifiques los valores que quieres que te sirvan de brújula en este periodo de cambio e incertidumbre. Reúne a todo tu Comité de Dirección, y aclárales desde la calma, que estamos en una situación de crisis y que necesitas lo mejor de cada uno de los ellos y de su trabajo en equipo. Recuerda que el valor por excelencia es la CONFIANZA, en ti mismo, en los demás, y en la vida. A partir de ahí, te propongo que elabores un plan de acción para honrar esos valores, y para ello va a ser clave el trabajo en equipo de todo tu Comité de Dirección.  

Tu Dirección de Calidad,

va a estar a pleno rendimiento, recordando la importancia de cuidar conscientemente los procesos básicos: dormir,  comer saludablemente, hidratarte suficientemente y hacer ejercicio, sólo así vas a poder reforzar tus defensas.

Ahora no tienes excusas, busca tu espacio en casa y muévete, sólo o con los tuyos. En Internet encontrarás a grandes profesionales dándote sus mejores consejos. Encuentra el que me mejor se adapte a ti, diviértete y llénate de energía.  Recuerda que tu cuerpo, es la sede de tu empresa, el templo de tu alma.

Reúnete con tu Dirección de Comunicación Interna y

pregúntale que está pensando y cómo se siente, lo que necesita, que puede estar faltándole en este momento.

Que sepa que tú, como DG estás ahí para escucharle, para apoyarle y para saber acompañarle en este momento. Es importante que escuches todos tus miedos, y mejor si los escribes, y a partir de ahí, tomes consciencia qué con todo ese diálogo interno, repleto de creencias limitantes, y juicios paralizantes, no vas a ser capaz de crear nada bueno.

Una vez, hayas podido desahogarte, empieza a preguntarte si puedes visualizar un escenario más optimista. Profundiza, haya donde veas la luz entre tanta tiniebla, y recuerda que siempre encontrarás un rayo de alegría, en la gratitud.

Piensa y concreta con acciones, que pueden estar en tu mano, para pasar de la preocupación a la ocupación, y de la queja a la responsabilidad, aunque sea con pequeñas acciones. No olvides agradécete tus esfuerzos. Esto irá reforzando la confianza y poco a poco, irás transitando de la escasez a la abundancia, del desasosiego a la calma.

Busca tus momentos para relajarte, para meditar y para visualizar, todo aquello que siempre teníamos, y ahora vamos a VALORAR mucho más.  

La mejor versión de tu Comunicación Externa

te ayudará estas semanas, a mantener las mejores conversaciones. Recuerda siempre que es clave, la escucha para comunicarnos desde el alma, porque te permite reconocer tus emociones y las de los demás y desde ahí, que tus aportaciones sean nutritivas.  

Te propongo que honres el valor de la paciencia, la incertidumbre genera mucho desasosiego, y los nervios estarán a flor de piel. La empatía y la compasión, te ayudará a entenderte y a comprender a los demás. Respira antes de reaccionar, y toma consciencia más que nunca de tus palabras.

Y si te equivocas, que será muy posible, pide perdón. Si sabes perdonarte tus errores, te será más fácil perdonar los de los demás. Más que nunca tenemos que cultivar la amabilidad y la bondad.

Tu Dirección de Operaciones

te va a ayudar a optimizar tu tiempo. En función de como te planifiques el día, y te comprometas a encontrar tu equilibrio, dedicaras tiempo, para tu familia, para cuidar tu cuerpo, para tu formación, y por supuesto tiempo también para tu diversión.

Te sugiero que elabores una agenda del día, y le pongas mucha consciencia, en lo que vas a hacer en estos días tan excepcionales. Piensa que es lo que querrías que sucediera estos próximos días cuando esto termine, de qué te quieres sentir orgulloso de haber alcanzado. Si no te planificas bien, llegará la noche y te dará la sensación qué sólo has estado leyendo mensajes, o conectado a las rrss. Organiza tu día por bloques, con tiempo para todo y evalúa al final del día que has hecho bien, y que quieres mejorar para el día siguiente.

Tu Dirección de RRHH,

te ayudará a revisar tus funciones y responsabilidades en la nueva situación, siempre teniendo en cuenta tus valores, y aplicando un modelo de liderazgo basado en estar al servicio de los demás, empezando por ti mismo, para que sea sostenible en el tiempo.

Revisa tu plan de formación, y aprovecha para cultivarte con la lectura de libros, o la escucha de las múltiples conferencias que encontrarás on line.

Tu Dirección de MARKETING,

Como decía la gran inspiradora del Método Bauset, mi madre, a las personas las conoces bien, en situaciones límite. Esta puede ayudarte a conocerte mejor, a ti, y a los demás. Aprovecha para hacerte y hacer preguntas poderosas, las que animan a la comprensión de la postura de los demás, a la propia reflexión y a la toma de las mejores decisiones.

Aprovecha estos días para hacer o revisar tu propio DAFO. Aquello que se te da bien, y que oportunidades te brinda, y aquellas áreas de mejora, que amenazas puede suponer, sino las minimizas. Creo que es un momento estupendo para hacer esto en familia, preguntarles a ellos, y ayudarles a elaborar el suyo. Hazlo de forma muy coordinada con tu director de comunicación, para saber aceptar las propuestas de mejora, y para saber hacérselas a los demás.

¿Quizá es tu momento para revisar la estrategia que estás siguiendo en tu marca personal?

¿ O quizá evaluar si estás dedicándote a lo que quieres? ¿ Estas viviendo en propósito?

No te olvides de tu Dirección FINANCIERA,

para revisar cómo van tus números, para que evalúes tus diferentes escenarios, y en lugar de preocuparte con todo lo que puede pasar, analices con tu director de marketing y comercial todos los posibles escenarios y elabores tu plan de acción.

Esta situación va a sacar lo que cada uno llevamos dentro, y nos puede ayudar a evolucionar como sociedad: Si somos capaces de vivir desde el AMOR, confiando en nosotros mismos, y en los demás, florecerá la creatividad, la abundancia, encontrarás tu paz interior, tu BIENESTAR dentro de la tormenta.

Empecemos por nosotros mismos a parar este virus, inspirando calma y nuestra mejor energía a los demás, y seguro que “CRECEREMOS” como personas y como sociedad.

Ya sabemos que no va a ser fácil, pero QUERER es PODER, y CREER es CREAR. Sólo depende, que demos un paso adelante, y nos convirtamos en los mejores líderes de la empresa más importante que vamos a liderar, nuestra vida. Y la mejor forma de hacerlo es desde el AMOR, el mejor antídoto ante el MIEDO.

Te deseo todo lo mejor, y no olvides que eres Director General de ti mismo, máximo responsable de tu BIENESTAR.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

gracias por suscribirte